}}

EVENTOS

Varias son las instituciones que prestan apoyo, financiamiento y orientación a los emprendedores de la zona.

Durante la reinauguración de la empresa Caren, ubicada en el corazón comercial de Baquedano, las autoridades destacaron el trabajo de reconstrucción y el proceso de reactivación que se adelanta en el tradicional barrio porteño, luego del tsunami del 16S.

El intendente Claudio Ibáñez asistió a la actividad, e indicó que una de las principales líneas de trabajo, además de resguardar la vida y salud de las personas afectadas, fue la de reponer y reactivar el comercio de las zonas afectadas por el fenómeno natural.

Recordó que “esta fue una de las zonas más afectadas por el tsunami, todos pudieron ver la magnitud del desastre debiendo despejar esta zona con la ayuda de más de tres mil voluntarios y funcionarios del Ejército. La empresa privada tuvo un rol fundamental en este proceso, junto con todo el esfuerzo que hemos realizado y entregado como Gobierno”.

“Después de 18 meses, hoy estamos acompañando a esta empresa emblemática en todo este proceso de reemprender. La emergencia y la reconstrucción son procesos distintos y hoy día ya estamos reconstruyéndonos. Este es un hito importante que refleja el espíritu de recuperación de nuestros empresarios de la región”, apuntó Ibáñez.

Proceso de reactivación

Durante la emergencia del Terremoto y Tsunami, las dependencias de esta empresa de venta y distribución de repuestos de automóviles y servicios al transporte terrestre de pasajeros fueron arrasadas completamente en el primer piso, viviendo su episodio más complejo desde que entraron en operación en 2008.

A seis meses de la tragedia, la empresa evaluó la alternativa de retirarse del sector, sin embargo, ante la tradición, lo estratégico del lugar y la relación establecida con el sector de Baquedano, decidieron quedarse, todo bajo el esfuerzo privado.

El Gerente General de Importadora Caren, Rodrigo Pérez, señaló que “esto fue muy duro al principio, además las vías de acceso no estaban habilitadas producto del maremoto, por lo que costó mucho echar a andar nuevamente el ciclo productivo del local y del entorno”.

“Sin embargo, ha sido muy grato ver los resultados en relativamente poco tiempo, respecto de cómo estaba la situación una vez sucedido el maremoto a cómo está hoy día, que se despejó todo, las vías de acceso están limpias, funcionando y eso nos favorece a todos los comerciantes de la zona”, agregó

Respaldo constante

Tras la emergencia, fueron diversas las líneas de apoyo puestas a disposición de los comerciantes de la región de Coquimbo y, particularmente, del sector Baquedano. Corfo está apoyando a 399 empresas de la región mediante el Programa de Inversiones Productivas (IPRO).

Considerando la magnitud de las pérdidas, estos proyectos se encuentran en distintos niveles de avance, a los que se suman 365 empresas apoyadas por el Gobierno a través de este servicio mediante el Programa de Apoyo a la Reactivación (PAR), que financia hasta $5 millones por empresa.

Paralelamente, Sercotec atendió a 146 comerciantes de este sector, con una inversión total superior a los $440 millones en proyectos que ya están finalizados.